jueves, 4 de mayo de 2017

Aquí, sobre el papel de los secretos


El papel mi confidente
en las tristes horas quietas
de la tarde durmiente.

La tinta, paso a paso se desangra
bajo los impulsos lentos de mi mano.
Suavemente, la sangre se desliza
sobre el blanco papel de los secretos.

Ni siquiera sabré yo su futuro:
si será rasgado el frágil lienzo,
arrastrado a la muerte sin dar frutos; 
si será olvidado en el silencio
vacío y tumefacto del mundo;
si será entregado con el tiempo
a unos inmensos oídos profundos.


Sí, ya sé que es un torpe poema juvenil, en el que se me resistieron algunas palabras puestas con gran trabajo y poca rima, pero de su contenido sigue persistiendo ese desconocimiento sobre dónde llegará lo escrito. El papel se ha modificado y se ha convertido en una pantalla de ordenador; y la pluma se ha transformado en un teclado que facilita tanto la lectura como la escritura, pero... el misterio de las palabras y el lugar que puedan alcanzar sigue inmutable.


* La imagen pertenece a un bellísimo cuadro de Henriette Browne, pseudónimo de Sophie de Bouteiller.


3 comentarios:

  1. UN MISTERIO COMO LA VIDA MISMA, PORQUE LAS PALABRAS ESTÁN VIVAS.
    ABRAZOS

    ResponderEliminar
  2. Pues a mí no me parece un torpe poema juvenil!
    Ahora sí que no sabes el futuro de tus palabras, ni el propio presente, ya que lo has lanzado al ciberespacio.
    Ahora, sí que es un misterio adónde llegaran tus rimas y tus secretos.
    Un abrazo HAda
    Júlia

    ResponderEliminar
  3. Las palabras se las lleva el viento trasladándose para las oigan otros sentimientos,pero las palabras si tiene el don, de inmortalizarlas ya sea en un papel o cualquier cartón.

    Saludos pareja

    ResponderEliminar